viernes, 30 de abril de 2010

ORIENTACIONES SOBRE FUNCIONES DE LAS MAESTRAS Y LOS MAESTROS EGRESADOS DEL PNFE


ORIENTACIONES SOBRE FUNCIONES DE LAS MAESTRAS Y LOS MAESTROS EGRESADOS DEL PROGRAMA NACIONAL DE FORMACIÓN DE EDUCADORES
(PNFE)

La Autoridad Única de Educación del Estado Aragua, Dra. Maritza Loreto de Anzola, en vista de algunas experiencias, dudas y señalamientos que se han presentado relacionados con las funciones de las Maestras y los Maestros Egresados del Programa Nacional de Formación de Educadores y Educadoras (PNFE) de la Misión Sucre, orienta a las Directoras y a los Directores, así como a todo el personal de espacios educativos donde han sido asignados estos educadores y educadoras, en los términos siguientes:

1.- El Programa Nacional de Formación de Educadoras y Educadores, forma parte de una política del Estado venezolano con miras a formar a educadoras y educadores con un perfil dirigido hacia la superación de lo que ha sido la formación inicial de Docentes en buena parte de las universidades y los institutos pedagógicos hasta ahora:
· separación entre la teoría y la práctica;
· falta de vinculación entre la escuela y la comunidad;
· poca o ninguna acción docente dirigida a conocer la realidad del contexto de su comunidad.

2.- Esa política de Estado se evidencia en que este contingente de educadores y educadoras comienzan su vinculación con la práctica educativa desde el comienzo mismo de su trayecto formativo. Aquí, la vinculación supera las "pasantías" y las “prácticas profesionales” caracterizadas por una simulación, el predominio de una realidad ficticia y de muy corto tiempo.

3.- Las y los Egresados del PNFE son licenciados y licenciadas en educación y son Maestros y Maestras del espacio educativo donde han sido ubicados y ubicadas con todos los derechos y todos los deberes.

4.- Los Maestros y las Maestras del PNFE representan, en perspectiva; el nuevo Maestro y la nueva Maestra, preocupado y preocupada por la comunidad, por la situación social, con los cuales se relacionan de manera directa e indirecta. De tal modo que, toda egresada y todo egresado del PNFE, tiene entre sus prioridades conocer la realidad del contexto, conocer a fondo sus estudiantes y actuar sobre esa realidad para transformarla con el propósito de promover la garantía de la educación como derecho humano de todos y todas.

5.- Las Maestros y las Maestras del PNFE deben ser investigadoras e investigadores natos, centrados en una visión cualitativa y etnográfica, en la investigación-acción-participante; con un enfoque humanista y transformador que apunta hacia la consolidación de una sociedad basada en la justicia, la equidad, donde se solicite de cada cual de acuerdo a su capacidad y se dé a cada quien de acuerdo a su necesidad y en la que las y los estudiantes son los niños, las niñas las y los adolescentes, sus padres, sus madres, representantes, responsables y la comunidad en general.,

6.- Este contingente de Maestros y Maestras representa una gran fortaleza para el trabajo en el aula y fuera de ella, porque, entre sus funciones está detectar los problemas que inciden en el aprendizaje de niños, niñas, adolescentes, Jóvenes; pero, además, no se quedan en la detección sino que ubican las causas y abordan junto con todos los Maestros y Maestras de la escuela, proyectos y planes para superar esos problemas. Pero debemos puntualizar no son asistentes, ni auxiliares ni adjuntos. Son Docentes con una formación diferente, pertinente y dirigida hacia la investigación - acción - participante.

7.- Entre las responsabilidades más relevantes de las Maestras y los Maestros Egresados del PNFE, están:

a) Acompañar todos los procesos de aprendizaje de integrantes de la comunidad educativa tanto en la escuela como en la misma comunidad.

b) Acompañar a los y las Vinculantes que se hayan incorporado al espacio educativo como parte de su trayecto formativo, conformando con ellos y ellas colectivos que analizan, construyen y Sistematizan sus experiencias de aprendizaje.

c) Construir, juntamente con todas y todos los Maestros y Maestras, el Proyecto integral del espacio educativo, en el cual se organizarán las tareas, las responsabilidades para todos y todas. En estos casos, debe considerarse que las y los Egresados tienen la obligación de abordar la comunidad en sus procesos formativos y organizativos. En ese abordaje pueden incorporarse todas las Maestras y todos los Maestros, sin distingo.

d) Abordar la formación integral de ellos y ellas, de los y las Vinculantes del PNFE y de las Maestras y los Maestros que ya estaban en ese espacio, en el marco de la Formación Permanente. Por ello, es conveniente que puedan rotar en funciones, en grados y actividades, de manera que su proceso formativo además de permanente, sea integral.

e) Podrán asumir, en circunstancias especiales, suplencias cuando las o los titulares soliciten un permiso por corto tiempo. Esto no quiere decir que cubrirán todas las suplencias ni sustituirán a los interinos o interinas. Tampoco significa que las y los Docentes van a abusar solicitando permisos a discrecionalidad y sin ninguna necesidad. Las excepciones del caso, deben ser consultadas a la Coordinación de Personal de la ZEA.

f) Desarrollar procesos investigativos, partiendo de la indagación de contextos, de la sistematización de su práctica conjuntamente con sus colegas, así como de las experiencias de la comunidad en sus procesos de organización y de formación.

g) En la planificación semanal/mensual, las Maestras y los Maestros del PNFE deben incorporar los días de permanencia en aula y los días de trabajo en la comunidad o actividades de acompañamiento de programas o Proyectos de Estado. Esto debe constar en el plan y debe ser informado, periódicamente, a la directora o al director. Este último, llevará registro de la actuación de los Egresados y las Egresadas de acuerdo al plan elaborado conjuntamente.

h) Si en el proceso de indagación, se detectan necesidades formativas en la comunidad, las Docentes Egresadas y los Docentes Egresados del PNFE podrán incorporar en la planificación del espacio educativo la atención a esas necesidades. En ese plan se pueden incorporar otros y otras integrantes de la comunidad educativa, además de los y las Vinculantes, los y las Egresadas PNFE.

i) Servir de enlace entre los y las Vinculantes, los y las Egresadas del PNFE. En este caso, el o la enlace será seleccionado o seleccionada por los responsables del PNFE en la región, conjuntamente con la Autoridad Única en Educación entre la cohorte de Egresados y Egresadas. Esta designación será dada a conocer al personal directivo.

8.- El personal Directivo y todos los Docentes y las Docentes están en la obligación de integrarse e integrar con los Maestros y las Maestras del PNFE. Partimos de la visión de que su proceso formativo es permanente, de que tienen saberes y experiencias para compartir y para incorporar con el propósito de lograr una educación liberadora y transformadora para todos y todas las ciudadanas y ciudadanos. En ese proceso de integración, los Directivos y los Docentes acompañan y son acompañados en un encuentro entre pares con diferentes experiencias de formación.

9.-El Maestro y la Maestra del PNFE está asignado o asignada a un espacio escolar por cuyo código administrativo percibirá su remuneración; pero, de acuerdo a sus responsabilidades y a la planificación hecha en colectivo, podrá cumplir su rol tanto en otro espacio educativo, como en el seno de la comunidad. Siempre, con la información oportuna al directivo de la institución a la cual ha sido asignado o asignada.

10.- Orientarnos a todos y todas: Directivos, Maestros y Maestras (Egresados y Egresadas de cualquier universidad), a desarrollar un ambiente de respeto, reconocimiento de saberes y comunicación propios de las relaciones entre seres humanos con un propósito: garantizar la educación pertinente de las niñas, los niños, las y los adolescentes, jóvenes y adultos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada